Romanos 8:26
Versos Paralelos
La Biblia de las Américas
Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles;

La Nueva Biblia de los Hispanos
De la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. No sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Reina Valera Gómez
Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos; pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Reina Valera 1909
Y asimismo también el Espíritu ayuda nuestra flaqueza: porque qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos; sino que el mismo Espíritu pide por nosotros con gemidos indecibles.

Biblia Jubileo 2000
Y asimismo también el Espíritu nos ayuda en nuestra flaqueza; porque orar como conviene, no lo sabemos; sino que el mismo Espíritu demanda por nosotros con gemidos indecibles.

Sagradas Escrituras 1569
Y asimismo también el Espíritu nos ayuda en nuestra flaqueza; porque orar como conviene, no lo sabemos; sino que el mismo Espíritu demanda por nosotros con gemidos indecibles.

King James Bible
Likewise the Spirit also helpeth our infirmities: for we know not what we should pray for as we ought: but the Spirit itself maketh intercession for us with groanings which cannot be uttered.

English Revised Version
And in like manner the Spirit also helpeth our infirmity: for we know not how to pray as we ought; but the Spirit himself maketh intercession for us with groanings which cannot be uttered;
Tesoro de la Escritura

infirmities.

Romanos 15:1
Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos.

2 Corintios 12:5-10
De tal hombre sí me gloriaré; pero en cuanto a mí mismo, no me gloriaré sino en mis debilidades.…

Hebreos 4:15
Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros , pero sin pecado.

Hebreos 5:2
y puede obrar con benignidad para con los ignorantes y extraviados, puesto que él mismo está sujeto a flaquezas;

for we.

Mateo 20:22
Pero respondiendo Jesús, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber? Ellos le dijeron: Podemos.

Lucas 11:1
Y aconteció que estando Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó también a sus discípulos.

*etc:

Santiago 4:3
Pedís y no recibís, porque pedís con malos propósitos, para gastar lo en vuestros placeres.

but.

Romanos 8:15
Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

Salmos 10:17
Oh SEÑOR, tú has oído el deseo de los humildes; tú fortalecerás su corazón e inclinarás tu oído

Zacarías 12:10
Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por El, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por El, como se llora por un primogénito.

Mateo 10:20
Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.

Gálatas 4:6
Y porque sois hijos, Dios ha enviado el Espíritu de su Hijo a nuestros corazones, clamando: ¡Abba! ¡Padre!

Efesios 2:18
porque por medio de El los unos y los otros tenemos nuestra entrada al Padre en un mismo Espíritu.

Efesios 6:18
Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Judas 1:20,21
Pero vosotros, amados, edificándoos en vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo,…

with.

Romanos 7:24
¡Miserable de mí! ¿Quién me libertará de este cuerpo de muerte?

Salmos 6:3,9
Mi alma también está muy angustiada; y tú, oh SEÑOR, ¿hasta cuándo?…

Salmos 42:1-5
Como el ciervo anhela las corrientes de agua, así suspira por ti, oh Dios, el alma mía.…

Salmos 55:1,2
Escucha, oh Dios, mi oración, y no te escondas de mi súplica.…

Salmos 69:3
Cansado estoy de llorar; reseca está mi garganta; mis ojos desfallecen mientras espero a mi Dios.

Salmos 77:1-3
Mi voz se eleva a Dios, y a El clamaré; mi voz se eleva a Dios, y El me oirá.…

Salmos 88:1-3
Oh SEÑOR, Dios de mi salvación, de día y de noche he clamado delante de ti.…

Salmos 102:5,20
A causa de la intensidad de mi gemido mis huesos se pegan a la piel.…

Salmos 119:81
Mi alma desfallece por tu salvación; en tu palabra espero.

Salmos 119:82
Mis ojos desfallecen esperando tu palabra, mientras digo: ¿Cuándo me consolarás?

Salmos 143:4-7
Y en mí languidece mi espíritu; mi corazón está consternado dentro de mí.…

Lucas 22:44
Y estando en agonía, oraba con mucho fervor; y su sudor se volvió como gruesas gotas de sangre, que caían sobre la tierra.

2 Corintios 5:2,4
Pues, en verdad, en esta morada gemimos, anhelando ser vestidos con nuestra habitación celestial;…

2 Corintios 12:8
Acerca de esto, tres veces he rogado al Señor para que lo quitara de mí.

Enlaces
Romanos 8:26 InterlinealRomanos 8:26 PlurilingüeRomanos 8:26 EspañolRomains 8:26 FrancésRoemer 8:26 AlemánRomanos 8:26 ChinoRomans 8:26 InglésBible AppsBible Hub

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Las citas bíblicas son tomadas Nueva Biblia de los Hispanos © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Reina Valera Gómez (© 2010)
Contexto
Victoriosos en Cristo
25Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos. 26Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles; 27y aquel que escudriña los corazones sabe cuál es el sentir del Espíritu, porque El intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.
Referencia Cruzada
Job 37:19
Enséñanos qué le hemos de decir a Dios; no podemos ordenar nuestro argumento a causa de las tinieblas.

Mateo 20:22
Pero respondiendo Jesús, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber? Ellos le dijeron: Podemos.

Juan 14:16
Y yo rogaré al Padre, y El os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre;

Romanos 8:15
Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

2 Corintios 12:8
Acerca de esto, tres veces he rogado al Señor para que lo quitara de mí.

Efesios 6:18
Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Romanos 8:25
Inicio De La Página
Inicio De La Página