Romanos 8:16
Versos Paralelos
La Biblia de las Américas
El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios,

La Nueva Biblia de los Hispanos
El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios.

Reina Valera Gómez
El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.

Reina Valera 1909
Porque el mismo Espíritu da testimonio á nuestro espíritu que somos hijos de Dios.

Biblia Jubileo 2000
Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.

Sagradas Escrituras 1569
Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.

King James Bible
The Spirit itself beareth witness with our spirit, that we are the children of God:

English Revised Version
The Spirit himself beareth witness with our spirit, that we are children of God:
Tesoro de la Escritura

Spirit.

Romanos 8:23,26
Y no sólo ella , sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopción como hijos, la redención de nuestro cuerpo.…

2 Corintios 1:22
quien también nos selló y nos dio el Espíritu en nuestro corazón como garantía.

2 Corintios 5:5
Y el que nos preparó para esto mismo es Dios, quien nos dio el Espíritu como garantía.

Efesios 1:13
En El también vosotros, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído, fuisteis sellados en El con el Espíritu Santo de la promesa,

Efesios 4:30
Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, por el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

1 Juan 4:13
En esto sabemos que permanecemos en El y El en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu.

with our.

2 Corintios 1:12
Porque nuestra satisfacción es ésta: el testimonio de nuestra conciencia que en la santidad y en la sinceridad que viene de Dios, no en sabiduría carnal sino en la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo y especialmente hacia vosotros.

1 Juan 3:19-22
En esto sabremos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de El…

1 Juan 5:10
El que cree en el Hijo de Dios tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, ha hecho a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado respecto a su Hijo.

Enlaces
Romanos 8:16 InterlinealRomanos 8:16 PlurilingüeRomanos 8:16 EspañolRomains 8:16 FrancésRoemer 8:16 AlemánRomanos 8:16 ChinoRomans 8:16 InglésBible AppsBible Hub

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Las citas bíblicas son tomadas Nueva Biblia de los Hispanos © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Reina Valera Gómez (© 2010)
Contexto
Viviendo según el Espíritu
15Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, 17y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si en verdad padecemos con El a fin de que también seamos glorificados con El .
Referencia Cruzada
Deuteronomio 14:1
Vosotros sois hijos del SEÑOR vuestro Dios; no os sajaréis ni os rasuraréis la frente a causa de un muerto.

Oseas 1:10
Pero el número de los hijos de Israel será como la arena del mar, que no se puede medir ni contar; y sucederá que en el lugar donde se les dice: No sois mi pueblo, se les dirá: Sois hijos del Dios viviente.

Mateo 5:9
Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.

Lucas 20:36
porque tampoco pueden ya morir, pues son como ángeles, y son hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección.

Juan 1:12
Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre,

Hechos 5:32
Y nosotros somos testigos de estas cosas; y también el Espíritu Santo, el cual Dios ha dado a los que le obedecen.

Romanos 8:14
Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.

Romanos 8:19
Porque el anhelo profundo de la creación es aguardar ansiosamente la revelación de los hijos de Dios.

Romanos 8:23
Y no sólo ella , sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopción como hijos, la redención de nuestro cuerpo.

Romanos 9:8
Esto es, no son los hijos de la carne los que son hijos de Dios, sino que los hijos de la promesa son considerados como descendientes.

Romanos 9:26
Y ACONTECERA QUE EN EL LUGAR DONDE LES FUE DICHO: ``VOSOTROS NO SOIS MI PUEBLO, ALLI SERAN LLAMADOS HIJOS DEL DIOS VIVIENTE.

2 Corintios 1:22
quien también nos selló y nos dio el Espíritu en nuestro corazón como garantía.

2 Corintios 6:18
Y yo seré para vosotros padre, y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

Gálatas 3:26
pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús.

Gálatas 4:6
Y porque sois hijos, Dios ha enviado el Espíritu de su Hijo a nuestros corazones, clamando: ¡Abba! ¡Padre!

1 Juan 3:1
Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a El.

1 Juan 3:2
Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.

1 Juan 3:10
En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no practica la justicia, no es de Dios; tampoco aquel que no ama a su hermano.

1 Juan 5:10
El que cree en el Hijo de Dios tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, ha hecho a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado respecto a su Hijo.

Apocalipsis 21:7
El vencedor heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.

Romanos 8:15
Inicio De La Página
Inicio De La Página