Gálatas 4:14
Versos Paralelos
La Biblia de las Américas
y lo que para vosotros fue una prueba en mi condición física, que no despreciasteis ni rechazasteis, sino que me recibisteis como un ángel de Dios, como a Cristo Jesús mismo .

La Nueva Biblia de los Hispanos
Y lo que para ustedes fue una prueba en mi condición física, que no despreciaron ni rechazaron, sino que me recibieron como un ángel de Dios, como a Cristo Jesús mismo .

Reina Valera Gómez
y no desechasteis ni menospreciasteis mi prueba que estaba en mi carne, antes me recibisteis como a un ángel de Dios, como a Cristo Jesús.

Reina Valera 1909
Y no desechasteis ni menospreciasteis mi tentación que estaba en mi carne: antes me recibisteis como á un ángel de Dios, como á Cristo Jesús.

Biblia Jubileo 2000
y no desechasteis ni menospreciasteis mi aflicción que estaba en mi carne; antes me recibisteis como a un ángel de Dios, como al mismo Cristo Jesús.

Sagradas Escrituras 1569
y no desechasteis ni menospreciasteis mi aflicción que estaba en mi carne; antes me recibisteis como a un ángel de Dios, como al mismo Cristo Jesús.

King James Bible
And my temptation which was in my flesh ye despised not, nor rejected; but received me as an angel of God, even as Christ Jesus.

English Revised Version
and that which was a temptation to you in my flesh ye despised not, nor rejected; but ye received me as an angel of God, even as Christ Jesus.
Tesoro de la Escritura

ye.

Gálatas 4:13
pero sabéis que fue por causa de una enfermedad física que os anuncié el evangelio la primera vez;

Job 12:5
El que está en holgura desprecia la calamidad, como cosa preparada para aquellos cuyos pies resbalan.

Salmos 119:141
Pequeño soy, y despreciado, mas no me olvido de tus preceptos.

Eclesiastés 9:16
Y yo me dije: Mejor es la sabiduría que la fuerza; pero la sabiduría del pobre se desprecia y no se presta atención a sus palabras.

Isaías 53:2,3
Creció delante de El como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos.…

1 Corintios 1:28
y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es;

1 Corintios 4:10
Nosotros somos necios por amor de Cristo, mas vosotros, prudentes en Cristo; nosotros somos débiles, mas vosotros, fuertes; vosotros sois distinguidos, mas nosotros, sin honra.

1 Tesalonicenses 4:8
Por consiguiente, el que rechaza esto no rechaza a hombre, sino al Dios que os da su Espíritu Santo.

an angel.

2 Samuel 14:17
Se dijo además tu sierva: ``Sea consuelo la palabra de mi señor el rey, pues como el ángel de Dios, así es mi señor el rey para discernir el bien y el mal. ¡Que el SEÑOR tu Dios sea contigo!

2 Samuel 19:27
Además, ha calumniado a tu siervo ante mi señor el rey; pero mi señor el rey es como el ángel de Dios; haz, pues, lo que te parezca bien.

Zacarías 12:8
Aquel día el SEÑOR defenderá a los habitantes de Jerusalén, y el débil entre ellos aquel día será como David, y la casa de David será como Dios, como el ángel del SEÑOR delante de ellos.

Malaquías 2:7
Pues los labios del sacerdote deben guardar la sabiduría, y los hombres deben buscar la instrucción de su boca, porque él es el mensajero del SEÑOR de los ejércitos.

Hebreos 13:2
No os olvidéis de mostrar hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.

as Christ.

Mateo 10:40
El que os recibe a vosotros, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

Mateo 18:5
Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe.

Mateo 25:40
Respondiendo el Rey, les dirá: ``En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.

Lucas 10:16
El que a vosotros escucha, a mí me escucha, y el que a vosotros rechaza, a mí me rechaza; y el que a mí me rechaza, rechaza al que me envió.

Juan 13:20
En verdad, en verdad os digo: el que recibe al que yo envíe, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

2 Corintios 5:20
Por tanto, somos embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; en nombre de Cristo os rogamos: ¡Reconciliaos con Dios!

1 Tesalonicenses 2:13
Por esto también nosotros sin cesar damos gracias a Dios de que cuando recibisteis la palabra de Dios, que oísteis de nosotros la aceptasteis no como la palabra de hombres, sino como lo que realmente es, la palabra de Dios, la cual también hace su obra en vosotros los que creéis.

Enlaces
Gálatas 4:14 InterlinealGálatas 4:14 PlurilingüeGálatas 4:14 EspañolGalates 4:14 FrancésGalater 4:14 AlemánGálatas 4:14 ChinoGalatians 4:14 InglésBible AppsBible Hub

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Las citas bíblicas son tomadas Nueva Biblia de los Hispanos © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Reina Valera Gómez (© 2010)
Contexto
No os volváis a la esclavitud
13pero sabéis que fue por causa de una enfermedad física que os anuncié el evangelio la primera vez; 14y lo que para vosotros fue una prueba en mi condición física, que no despreciasteis ni rechazasteis, sino que me recibisteis como un ángel de Dios, como a Cristo Jesús mismo . 15¿Dónde está, pues, aquel sentido de bendición que tuvisteis? Pues testigo soy en favor vuestro de que de ser posible, os hubierais sacado los ojos y me los hubierais dado.…
Referencia Cruzada
Mateo 10:40
El que os recibe a vosotros, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

Lucas 10:16
El que a vosotros escucha, a mí me escucha, y el que a vosotros rechaza, a mí me rechaza; y el que a mí me rechaza, rechaza al que me envió.

Juan 13:20
En verdad, en verdad os digo: el que recibe al que yo envíe, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

Gálatas 3:26
pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús.

Gálatas 3:28
No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.

Gálatas 4:13
pero sabéis que fue por causa de una enfermedad física que os anuncié el evangelio la primera vez;

Gálatas 4:15
¿Dónde está, pues, aquel sentido de bendición que tuvisteis? Pues testigo soy en favor vuestro de que de ser posible, os hubierais sacado los ojos y me los hubierais dado.

1 Tesalonicenses 2:13
Por esto también nosotros sin cesar damos gracias a Dios de que cuando recibisteis la palabra de Dios, que oísteis de nosotros la aceptasteis no como la palabra de hombres, sino como lo que realmente es, la palabra de Dios, la cual también hace su obra en vosotros los que creéis.

Gálatas 4:13
Inicio De La Página
Inicio De La Página