Eclesiastés 1:8
Versos Paralelos
La Biblia de las Américas
Todas las cosas son fatigosas, el hombre no puede expresar las. No se sacia el ojo de ver, ni se cansa el oído de oír.

La Nueva Biblia de los Hispanos
Todas las cosas son fatigosas, El hombre no puede expresarlas. No se sacia el ojo de ver, Ni se cansa el oído de oír.

Reina Valera Gómez
Todas las cosas son fatigosas, más de lo que el hombre puede expresar. No se sacia el ojo de ver, ni el oído se harta de oír.

Reina Valera 1909
Todas las cosas andan en trabajo mas que el hombre pueda decir: ni los ojos viendo se hartan de ver, ni los oídos se hinchen de oir.

Biblia Jubileo 2000
Todas las cosas andan en trabajo más de lo que el hombre pueda decir; los ojos nunca se sacian de ver, ni los oídos de oír.

Sagradas Escrituras 1569
Todas las cosas andan en trabajo más de lo que el hombre pueda decir; los ojos nunca se sacian de ver, ni los oídos de oír.

King James Bible
All things are full of labour; man cannot utter it: the eye is not satisfied with seeing, nor the ear filled with hearing.

English Revised Version
All things are full of weariness; man cannot utter it: the eye is not satisfied with seeing, nor the ear filled with hearing.
Tesoro de la Escritura

full

Eclesiastés 2:11,26
Consideré luego todas las obras que mis manos habían hecho y el trabajo en que me había empeñado, y he aquí, todo era vanidad y correr tras el viento, y sin provecho bajo el sol.…

Mateo 11:28
Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar.

Romanos 8:22,23
Pues sabemos que la creación entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora.…

man

Eclesiastés 4:1-4
Entonces yo me volví y observé todas las opresiones que se cometen bajo el sol: Y he aquí, vi las lágrimas de los oprimidos, sin que tuvieran consolador; en mano de sus opresores estaba el poder, sin que tuvieran consolador.…

Eclesiastés 7:24-26
Está lejos lo que ha sido, y en extremo profundo. ¿Quién lo descubrirá?…

the eye

Eclesiastés 4:8
Había un hombre solo, sin sucesor, que no tenía hijo ni hermano, sin embargo, no había fin a todo su trabajo. En verdad, sus ojos no se saciaban de las riquezas, y nunca se preguntó: ¿Para quién trabajo yo y privo a mi vida del placer? También esto es vanidad y tarea penosa.

Eclesiastés 5:10,11
El que ama el dinero no se saciará de dinero, y el que ama la abundancia no se saciará de ganancias. También esto es vanidad.…

Salmos 63:5
Como con médula y grosura está saciada mi alma; y con labios jubilosos te alaba mi boca.

Proverbios 27:20
El Seol y el Abadón nunca se sacian; tampoco se sacian los ojos del hombre.

Proverbios 30:15,16
La sanguijuela tiene dos hijas, que dicen: ¡Da me! ¡Da me! Hay tres cosas que no se saciarán, y una cuarta que no dirá: ¡Basta!…

Mateo 5:6
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.

Apocalipsis 7:16,17
Ya no tendrán hambre ni sed, ni el sol los abatirá, ni calor alguno,…

Enlaces
Eclesiastés 1:8 InterlinealEclesiastés 1:8 PlurilingüeEclesiastés 1:8 EspañolEcclésiaste 1:8 FrancésPrediger 1:8 AlemánEclesiastés 1:8 ChinoEcclesiastes 1:8 InglésBible AppsBible Hub

Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Las citas bíblicas son tomadas Nueva Biblia de los Hispanos © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Reina Valera Gómez (© 2010)
Contexto
Vanidad de todo esfuerzo
7Todos los ríos van hacia el mar, y el mar no se llena; al lugar donde los ríos fluyen, allí vuelven a fluir. 8Todas las cosas son fatigosas, el hombre no puede expresar las. No se sacia el ojo de ver, ni se cansa el oído de oír. 9Lo que fue, eso será, y lo que se hizo, eso se hará; no hay nada nuevo bajo el sol.…
Referencia Cruzada
Proverbios 27:20
El Seol y el Abadón nunca se sacian; tampoco se sacian los ojos del hombre.

Eclesiastés 1:7
Todos los ríos van hacia el mar, y el mar no se llena; al lugar donde los ríos fluyen, allí vuelven a fluir.

Eclesiastés 4:8
Había un hombre solo, sin sucesor, que no tenía hijo ni hermano, sin embargo, no había fin a todo su trabajo. En verdad, sus ojos no se saciaban de las riquezas, y nunca se preguntó: ¿Para quién trabajo yo y privo a mi vida del placer? También esto es vanidad y tarea penosa.

Eclesiastés 5:10
El que ama el dinero no se saciará de dinero, y el que ama la abundancia no se saciará de ganancias. También esto es vanidad.

Hageo 1:9
Esperáis mucho, pero he aquí, hay poco; y lo que traéis a casa, yo lo aviento. ¿Por qué?--declara el SEÑOR de los ejércitos--. Por causa de mi casa que está desolada, mientras cada uno de vosotros corre a su casa.

Eclesiastés 1:7
Inicio De La Página
Inicio De La Página