Jeremías 33
La Biblia de las Américas
Promesas de restauración

     1 Vino la palabra del SEÑOR a Jeremías por segunda vez, mientras él estaba aún detenido en el patio de la guardia, diciendo: 2 Así dice el SEÑOR que hizo la tierra, el SEÑOR que la formó para establecerla; el SEÑOR es su nombre: 3 ``Clama a mí, y yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces. 4 Porque así dice el SEÑOR, Dios de Israel, acerca de las casas de esta ciudad y acerca de las casas de los reyes de Judá que han sido derribadas para hacer defensas contra los terraplenes de asalto y contra la espada: 5 ``Mientras ellos vienen a pelear contra los caldeos y a llenarlas con los cadáveres de los hombres que herí en mi ira y en mi furor, pues yo había escondido mi rostro de esta ciudad a causa de toda su maldad, 6 he aquí, yo le traeré salud y sanidad; los sanaré y les revelaré abundancia de paz y de verdad. 7 ``Restauraré el bienestar de Judá y el bienestar de Israel y los reedificaré como eran al principio. 8 ``Los limpiaré de toda la maldad que cometieron contra mí, y perdonaré todas las iniquidades con que pecaron contra mí y con las que se rebelaron contra mí. 9 ``Y la ciudad será para mí un nombre de gozo, de alabanza y de gloria ante todas las naciones de la tierra, que oirán de todo el bien que yo le hago, y temerán y temblarán a causa de todo el bien y de toda la paz que yo le doy.
     10 Así dice el SEÑOR: ``En este lugar, del cual decís vosotros: `Es una desolación, sin hombres y sin animales', en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén que están desoladas, sin hombres, sin habitantes y sin animales, se oirá de nuevo 11 voz de gozo y voz de alegría, la voz del novio y la voz de la novia, la voz de los que dicen:
          `Dad gracias al SEÑOR de los ejércitos,
          porque el SEÑOR es bueno,
          porque para siempre es su misericordia';
          y de los que traen ofrenda de acción de gracias a la casa del SEÑOR. Porque restauraré el bienestar de esta tierra como fueron al principio--dice el SEÑOR.
     12 Así dice el SEÑOR de los ejércitos: ``En este lugar desolado, sin hombres y sin animales, y en todas sus ciudades, habrá de nuevo morada de pastores que hagan descansar sus rebaños. 13 ``En las ciudades de la región montañosa, en las ciudades de la llanura, en las ciudades del Neguev, en la tierra de Benjamín, en los alrededores de Jerusalén y en las ciudades de Judá, volverán a pasar las ovejas bajo las manos del que las cuenta--declara el SEÑOR.
     14 ``He aquí, vienen días--declara el SEÑOR-- ``en que cumpliré la buena palabra que he hablado a la casa de Israel y a la casa de Judá. 15 ``En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar de David un Renuevo justo, y El hará juicio y justicia en la tierra. 16 ``En aquellos días estará a salvo Judá, y Jerusalén morará segura, y este es el nombre con el cual será llamada: el SEÑOR, justicia nuestra. 17 Porque así dice el SEÑOR: ``Nunca le faltará a David quien se siente sobre el trono de la casa de Israel; 18 y a los sacerdotes levitas nunca les faltará quien en presencia mía ofrezca holocausto, queme ofrendas de cereal y prepare sacrificios todos los días.
     19 Y vino palabra del SEÑOR a Jeremías, diciendo: 20 Así dice el SEÑOR: ``Si pudierais romper mi pacto con el día y mi pacto con la noche, de modo que el día y la noche no vinieran a su tiempo, 21 entonces también se podría romper mi pacto con mi siervo David, y él no tendría hijo para reinar sobre su trono con los sacerdotes levitas, mis ministros. 22 ``Como no se puede contar el ejército del cielo, ni se puede medir la arena del mar, así multiplicaré la descendencia de mi siervo David y de los levitas que me sirven.
     23 Y vino palabra del SEÑOR a Jeremías, diciendo: 24 ¿No has observado lo que este pueblo ha hablado, diciendo: ``Las dos familias que el SEÑOR escogió, las ha desechado? Desprecian a mi pueblo, ya no son una nación ante sus ojos. 25 Así dice el SEÑOR: ``Si no permanece mi pacto con el día y con la noche, y si no he establecido las leyes del cielo y de la tierra, 26 entonces desecharé la descendencia de Jacob y de mi siervo David, para no tomar de su descendencia quien gobierne sobre la descendencia de Abraham, de Isaac y de Jacob. Pero yo restauraré su bienestar y tendré de ellos misericordia.
Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, http://www.lockman.org. Usadas con permiso.

Bible Hub
Jeremiah 32
Top of Page
Top of Page